Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2009

¡Advertencia! Cuidado con Lucía

Reseña de "Era Lunes Cuando Cayó del Cielo"
Por: Johnatan Marín


Hay algunos que nos hacen llorar, hay otros que nos producen risa, hay algunos que funcionan bien en reemplazo de somníferos y hay otros que nos tocan, nos empujan al abismo de la vida y nos dejan suspendidos a la espera de la muerte… Así son los libros, y como en los cuentos de hadas, parece que con los libros toca besar algunos sapos para encontrar algún príncipe. Y el príncipe de la literatura colombiana, al menos del presente año, parece tener obra y nombre propio. “Era lunes cuando cayó del cielo” de Juan Diego Mejía.

¿Superficial? Leí la contraportada: Lucía es una hermosa y enigmática modelo de Medellín. Otra novela Light pensé… Que equivocado estaba, basta leer la escena introductoria para quedar atrapado con la narrativa de Mejía, como si fuera poesía, Mejía pone en escena imágenes que se suspenden y empiezan a construir el abismo por el cual saltará Lucía. Narrando desde la primera persona, se comunica co…

ERA LUNES CUANDO CAYÓ DEL CIELO.

ERA LUNES CUANDO CAYÓ DEL CIELO.
Juan Diego Mejía.
Alfaguara 2008
218 paginas. Por: Camilo Goelkel Medina

¿Qué pasa por la mente de una persona al momento de suicidarse? Para Juan Diego Mejía parece que nada. O por lo menos eso nos dan a entender sus personajes. Pero no es recomendable creerles a ellos ya que debido a su falta de carácter, personalidad y fuerza narrativa, parece que no tuvieran nada en la cabeza. Los personajes de esta obra del escritor colombiano Juan Diego Mejía parece que están mal desarrollados, el lector nunca llegara a entender sus acciones ni a ellos mismos, a los personajes, sin duda, les falta carácter, les falta ese algo que nos atrapa y nos invita a seguir sus aventuras, en el caso de “Era Lunes Cuando Cayó del Cielo” esto no ocurre.

Pero el verdadero problema de esta novela no reside únicamente en sus personajes. El verdadero problema lo hallamos en la obra entera, en su estructura y en su desarrollo. ¿Acaso usted recuerda la escena de “La Naranja Mecánica” en l…