Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2010

Esposa fugada y otros cuentos viajeros.

Imagen
Araújo, Helena. Esposa fugada y otros cuentos viajeros. Medellín, Hombre nuevo Editores, 2009.Por: Liz Moreno Chuquén

Este conjunto de cuentos se define como el intento de construir cierto universo femenino en el cual un grupo de mujeres se enfrentan a diversas experiencias que complejizan la perspectiva “tradicional” en cuestiones como el amor, la vida en pareja, la realización individual y las convenciones sociales. Las distintas situaciones parecen referirse, en su conjunto, a los conflictos propios de unas mujeres que gozan de independencia económica, social e intelectual: todas las protagonistas se encuentran fuera de su país de nacimiento, ya sea de viaje, de descanso o en el desempeño de funciones diplomáticas, artísticas o académicas. De allí, posiblemente, lo de “cuentos viajeros”.

Por ejemplo, en “Esposa fugada”, resulta interesante el movimiento de Emilia —que vive durante los años sesenta— hacia su realización individual: estudiar Lenguas en Pensilvania. Sin embargo, esto si…

El bienestar

Imagen
Sborovsky, Carolina. El bienestar. Buenos Aires, Editorial El fin de la noche, 2010. 120 págs.


Por Nathalia Cruz


La construcción narrativa de esta novela está basada en la forma del diario; a través de los días contados, accedemos a la caracterización de los personajes que circundan la vida de quien lo escribe; los diálogos y las situaciones que tiene relación con la escritora del diario serán el contenido principal de esta obra corta.

Aunque mi experiencia lectora no resultó tan agradable como creí que lo sería cuando me acerqué a la novela de Sborovsky, quiero rescatar y subrayar lo consistente de su estilo narrativo. Asistimos a la presencia un narrador omnisciente que se funde con el personaje central de la obra (una mujer de clase media argentina, que está atravesando una ruptura amorosa), señalando tanto los sucesos que acontecen como los estados de ánimo por los que atraviesa el personaje. La escritura tiende hacía lo fragmentario, la brevedad y el uso de imágenes concretas que…

Orejas de pescado

Imagen
Orrantia, Marta. Orejas de Pescado. Bogotá: Planeta, 2009. 206 págs.

Por Ivonne Andrea Alonso M.

Desde no hace mucho, he estado leyendo literatura de escritoras latinoamericanas que, entre los años treinta y ochenta, generaron una producción literaria significativa en cuanto a su sentir de lo social, lo íntimo y lo femenino. Con este mismo interés me acerqué a Marta Orrantia, esperando toparme con una mujer que lograra hacerme oír una voz propia, un sentido particular y una visión de mundo, por qué no decirlo, original y contemporánea. Pero me he encontrado con que entre la fundación de la revista Rolling Stone y la creación de Jet Set y Gatopardo, esta periodista aún no sabe si escribir para ella o para la sociedad mediática en la que se ha movido toda su vida.

Orejas de Pescado es su primera novela y por eso mismo no me intereso en presentar un juicio categórico ante su forma de escritura o su interés por evidenciar —en una voz muy común para mi gusto— la fragmentación y la deca…

Duermevela

Imagen
Escobar, Melba. Duermevela. Bogotá: Planeta, 2010. 168págs.

Por Rafael Eduardo Cely


La duermevela es un estado que hace que la realidad se matice con una especie de niebla y que permite la observación del mundo desde una extraña tergiversación. Esta primera novela de Melba Escobar ambiciona, cuando quiere proponer una visión de la muerte desde la tergiversación del estado de duermevela, sin conseguir lo deseado, pues nunca es consistente en su argumento y termina recurriendo de forma sistemática al lugar común.

El hilo conductor del relato se desenvuelve alrededor de la muerte del padre de la protagonista, hecho en el cual confluye su familia y desde el que se expone la historia. El duelo entonces va a estar presente en la forma del fantasma del padre muerto, quien es la medida de todas las cosas para la narradora-protagonista. De esta manera, las remembranzas de los pasajes infantiles, o su peregrinaje por los recuerdos familiares, siempre van a estar marcadas por la portentosa figura…

Muerte de un murciano en La Habana

Imagen
Dovalpage, Teresa. Muerte de un murciano en La Habana. Barcelona: Editorial Anagrama, 2006. 189 págs.

Por Juan Sebastián Solano Ramírez


Poco importa la esencia imperceptible, importa más la materia perceptible. No es importante ser consciente de la libertad, lo importante es sentir que se puede hacer (más o menos) lo que se quiere. Importa dónde se vive, cómo, cuándo y entre quiénes. Lo importante es, primero, la comodidad del cuerpo; lo demás viene por añadidura. Lo que más importa es el aquí y ahora, y, sobre todo, el tono, el grado, la manera y la forma.

Se puede caer en el prejuicio de juzgar toda obra literaria venida de Cuba como la confirmación del fracaso del socialismo sandunguero. Me permito caer en la facilidad de este prejuicio porque, en efecto, esta novela interpreta la pobreza material del los cubanos como evidencia definitiva de su fracaso como sociedad igualitaria (¿dónde, acaso, ha triunfado una sociedad “igualitaria”?, en Colombia, donde escribo, estamos igual o pe…

Una y cincuenta y un puertas

Imagen
Estrada, Lucía. Las hijas del espino. Medellín: Hombre nuevo Editores, 2006. 90 págs.

Por María Fernanda Silva Salgado


Es más bella la mano
al pulsar una cuerda invisible
L.E.

Una y cincuenta y un puertas se abren con el libro. Y el libro mismo es la primera de las puertas. Las Hijas del Espino, de la poeta colombiana Lucía Estrada, merecedor del Premio de Poesía Ciudad de Medellín 2005 es la entrada a un universo poético enigmático y hondo, y a las voces de cincuenta y un mujeres, provenientes de orillas distintas del espacio y del tiempo. Desde el epígrafe de la escritora estadounidense Djuna Barnes, el lector puede atisbar las presencias múltiples que habitan el libro. Se trata de mujeres diversas, que comparten la pregunta por su destino y, en algunos casos, el olvido de sus nombres, la pérdida de su ser más allá de otros.

Los primeros diez poemas están dedicados a mujeres de la mitología griega. Hécuba le dice a Agamenón su temor en ocho versos.…

Haiku pintado a cuatro manos

Imagen
Rivera, Iris y María Wernicke, Haiku pintado a cuatro manos. Buenos Aires: Editorial Calibroscopio, Colección Líneas de arena, 2009. 32 págs.


Por Clara Inés Giraldo Mejía


Cuando alguien ve en un estante de una librería un objeto rectangular, de colores llamativos, con dibujos que gritan “¡cómprame!”, es inevitable pensar que está atrapado en la sección de libros infantiles. En algunos casos, estas sospechas se confirman cuando el incauto sujeto mira a su alrededor y nota la presencia de seres tan pequeños que tienen que empinarse para alcanzar los libros del último nivel del estante, o porque los muebles y la decoración de las paredes están diseñados para niños.

Los teóricos y los promotores de lectura se han preocupado por clasificar y ordenar las producciones literarias por fecha, tema, disciplina, género de la obra, género del autor a tal punto que, para que un libro como Haiku esté en la sección correcta de la librería, sería necesario que se exhibiera en dos, tres y hasta cuatro d…

Escritoras latinoamericanas del siglo XXI

Imagen