La historia personal, la historia secreta y la gran historia

Sobre Historia secreta de Costaguana de Juan Gabriel Vasquez
Por: Johan Manuel Chamorro




“Usted me ha eliminado de mi propia vida”, dije. 
 “Usted, Joseph Corand, me ha robado.”

-Juan Gabriel Vásquez
Historia secreta de Costaguana






¿Qué papel jugamos cada uno en la Historia? En esa versión rígida de hechos que recitamos de niños en el colegio y que a medida que crecemos vamos cuestionando -algunos más que otros- hasta llegar al punto, diríamos también extremo de muchos, de negarla completamente, de asumirla como una falacia, como una construcción excluyente que debe reestructurarse desde sus cimientos. Historia secreta de Costaguana (2007), de Juan Gabriel Vásquez me parece una respuesta a esa necesidad que crece en cada uno de nosotros de luchar contra esa oficialidad impuesta. La narración de José Altamirano, protagonista del libro, es un entretejido de su vida, la historia del país y la del marinero, y luego escritor, Józef Teodor Konrad Korzeniowski, más conocido como Joseph Conrad.

José, quien desconoce de niño la identidad de su padre y vive con su madre en Honda decide en 1876, a los veintiún años, embarcarse rumbo a Panamá para buscar el rastro de su progenitor: Miguel Altamirano. Al llegar a su destino el joven encuentra una población que parece vivir al margen de lo que sucede en los convulsos territorios colombianos en donde la guerra parece ser el hilo de la historia. Los extranjeros que habitan la provincia del istmo, la compañía del ferrocarril (primero francesa y luego norteamericana) que prácticamente controla el territorio y el clima asesino que cobra diariamente un puñado de vidas ubican a Panamá como un mundo aparte, un lugar que mucho antes de 1903 parecía ser ya una república independiente de Colombia.

Vásquez construye un narrador que hilvana cuidadosamente las tres historias: la personal de Altamirano, quien mientras vive en Panamá cree inocentemente estar separado de los alcances del Ángel de la Historia y sus desgracias; la del país esquizofrénico, como se denomina a Colombia, el cual se destruye en guerras perpetuas que parecen interrumpidas por extraños periodos de paz y la del novelista polaco que vive en carne propia gracias a sus experiencias marítimas por el mundo las desgracias del colonialismo. Ninguna de estas historias se entiende por si sola sino que se iluminan entre ellas, casi que se mezclan, pues los hechos que parecen menores en una terminan en consecuencias devastadoras para las otras dos.

El punto culminante parece ser el encuentro entre José y Conrad en Londres para 1904. El ya reconocido novelista se encuentra desesperado por las deudas y establece un contrato para la escritura de un libro que relate el complejo y violento proceso de creación de una nueva república latinoamericana denominada Costaguana. Se le presenta la oportunidad de contar con el testimonio de Altamirano para enriquecer su investigación y empezar propiamente la redacción. José, al verse frente a la ocasión única de narrar su vida y como ésta no pudo escapar de la locura de un país que lo obligó al exilio, siente que estará conectado para siempre con el escritor. La traición sucede cuando Altamirano no encuentra su nombre en las páginas del Nostromo, la novela de Conrad, y se siente traicionado, anulado de su vida, de su historia personal y la importancia de ésta en los acontecimientos del país.

José no concibe tal separación entre el hombre y la historia. El personaje de Vásquez se encuentra atrapado entre la narración oficial, que desconoce la importancia de su vida en la separación de Panamá, y la versión de la novela de Conrad que a través de metáforas, símiles y otras figuras parece cometer la misma arbitrariedad de la Historia oficial: borrar el papel de los sujetos en la historia. Vásquez necesita que su personaje encuentre una manera particular de entretejer los múltiples acontecimientos que desembocaron en la pérdida del istmo; necesita que José se decante por una narración que le permita reevaluar la oficialidad,  la ficción del Nostromo y su propia vida. En esta concepción tan particular de la historia, José Altamirano decide escribir la Historia secreta de Costaguana.

_______________________________________

Vásquez, J., 2007. Historia secreta de Costaguana. Alfaguara.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte III

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte II

MOHÁN XV | Novela Histórica Colombiana del Siglo XXI