Lugares de La Mala Onda


Fuguet, Alberto, Mala Onda. Santiago de Chile: Editorial Alfaguara, 335 págs.

Por Pablo Rátiva

¿Y ahora que estamos tan felices qué hacemos?
Samuel Beckett - Esperando a Godot

Bueno men, pues qué le dijera, es como la novela sobre un man que está ahí, como nosotros, mariquiando por ahí, con sus pendejadas, con sus guevonadas existenciales, con sus amores, con sus polvos, con sus rumbas, un man que está metido en su video, ¿sí
pilla? Pero que hay algo por ahí que como que no le cuadra… eso sí, es un man con plata, que se compra sus siete yerbitas y su polvito mágico sin preocuparse por la luca, y sin embargo, en medio de tanta rumba y de tanto alboroto, el man como que no se halla, como que se le van las luces de a poquito, es que el tipo no es ningún guevón y pues uno se va dando cuenta de que no todo es tan fácil ¿si pilla?

-Bueno, pues sí, más o menos, pero ala, cuéntame un poco más, sé un poco más profundo en las semblanza o sinopsis que llaman del librito éste, de la trama, cuéntame si se llega a la profundidad psicológica de los personajes que encontramos en un Tolstoi, o por lo menos en un Stendhal, cuéntame por lo menos, chatico (es que estos jóvenes de hoy en día no saben ni contar bien un librito), si el narrador es en primera o en tercera, si es omnisciente o tiene un punto de vista.

Pues qué más le dijera men, pues yo no sé, de tramar trama, el man que narra es el mismo que le estoy contando pero yo no se si iba en primera o en tercera, o si escribía más o menos rápido, lo que yo sí sé es que al man se le voltea la torta (la torta, no la arepa, pilas no vaya a pensar mal) como en seis días, y el man queda como alelado, pues como cuando uno se mete en un tropel y como que todo sale mal pero uno sale aprendiendo algo, algo que no sabe pa’ qué mierdas le va a servir pero como que uno se siente como más grande; y es que, ¿sabe qué es bacano[1] en la novela? Que uno siente como si se estuviera tomando ahí una pola con un loco chileno de la edad de uno, ¡que habla como uno y todo!, que el man sabe cómo son vueltas, es que el man parla así como uno, pues con su acentito chileno el guevón, pero bien, uno las coge.

- ¿Cómo así, ala, con todas esas vulgaridades que usted utiliza en esa especie de jerga con la que intenta hacerse entender?

Sisas, así tal cual.

- Ahhh, no, eso no es nuevo, yo me acuerdo en mis tiempos de unos jovencitos que hacían intentos así dizque para subvertir, como si ya Rubencito Darío no hubiera mostrado el correcto uso de nuestro castellano castizo; noooo, si eso no es nuevo, si todos esos dizques revolucionarios se la pasan haciendo esos experimentitos que dizque para refundar el sujeto, la identidad, ¡imagínese mijo!, nuestra identidad refundida en esas plumitas de medio pelo, nonono, yo ya estoy muy viejo como para creerme esos cuentos, hágame caso que ya cuántas novelas no he visto yo con palabrotas que no asustan ni a mi abuelita, más bien póngase a leer a Dante y a los clásicos que es lo que nos viene a cuenta, mijo.

¿Pero de qué está hablando usted, parce? Pille, de la única refundición que yo sé es de la que queda por el Paraíso, Lucero Alto por ahí bajando, y por allá nadie lee nada; además muy guevón usted si lo siguen asustando las palabrotas que escucha todos los días, no, si el man no quiere salvar nada ni a nadie, lo único es que el man le está contando a uno cómo le cambió la vida, cómo se está yendo todo pa' su quinta y por qué no se suicidó como tantos otros que yo he conocido, y ya, y pues si ahí por el ladito se atraviesa Pinochet o cualquier otro hijueputica del periódico, vale jopo, ¿si pilla?. Al man sólo le interesa contar su historia y a mí escuchársela y los demás pa' su vereda, y fresas que la vida es crema ,¿si las coge?

-Pero, ¿y la importancia de la literatura en la construcción de lo que somos? ¿Y la construcción desde la literatura de un mundo imaginado? ¿Y la eterna pugna entre la construcción de la ficción tan real como la Historia?¿Y el arte por el arte?

Ayyy no cucho, a mí no me joda, la novela es severa, uno se acuesta a leerla y se entretiene, pasa el rato y ni lo siente uno, y eso es lo que yo quiero, el resto pff… Lo que pasa es que usted no las coge por que usted es muy Mala Onda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario