Por: Nicole Bedoya Rodríguez


La vida puede llegar a ser un escenario, una comedia con disfraz de normalidad. Esto es lo que nos contará el protagonista de Confesiones de una máscara mientras nos descubre los pensamientos más ocultos y perversos que han pasado por su mente, y los contradictorios resultados de sus largas meditaciones.

Este hombre nos llevará a un largo recorrido a través de su vida, marcado por fuertes impresiones y la angustia de no saber quién es —algo que aún desconoce al parecer, mientras nos escribe su historia—. Pasando por una infancia junto a su abuela enfermiza, una adolescencia llena de desmesuradas emociones y una juventud en medio de la guerra, nos adentraremos en la tormentosa mente del personaje, habitada por carnales deseos sexuales y la inmensidad de la soledad.


La fatiga, la risa, el morbo y el amor. La vida cotidiana es lo que este hombre utiliza para crear su personaje: una representación basada en las imágenes ilusorias de lo que parece la perfección y lo correcto; un papel que lo aleja de sus adulterados sueños y su destructivo espíritu; una máscara que, aunque nace de la esperanza de comenzar su propia vida y comprenderse a sí mismo, se convertirá finalmente en su naturaleza. Conoceremos sus pasiones, sus temores y aquellos deseos que invocan el dolor y la muerte. En medio de la guerra, nos encontraremos con reflexiones acerca de la caducidad de la vida, la decadencia de la pureza y la devastación de la humanidad.


Las largas divagaciones, junto con algunas evocaciones innecesarias, hacen que la lectura se torne ajena y distante a la emotividad que se esperaría de una novela semiautobiográfica. A mi parecer, es muy difícil encontrar una conexión con el protagonista. No obstante, puedo decir que el recorrido por la vida de este abrumado hombre, lleno de angustia, confusión e inseguridad logra llevarnos a reflexionar sobre quiénes somos a la vez que nos invita a escribirnos a nosotros mismos. Acaso, ¿hemos creado también una máscara para nosotros mismos?
_______________________________________
Mishima, Y. (1948). Confesiones de una máscara. [ebook] Revista literaria Katharsis. Disponible en: http://revistaliterariakatharsis.org/Confesiones_de_una_mascara1.pdf

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte III

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte II