Por: Ana María Benavides Lancheros

¿Qué pasaría si vuelve el primer amor a nuestra vida? Esta es la situación que vive Hajime, protagonista de Al sur de la frontera al oeste del sol cuando regresa Shimamoto y se hace  tres preguntas fundamentales: ¿quién soy?, ¿cómo he llegado hasta aquí?, ¿quiero cambiar algo de mi vida?  La respuesta a estas preguntas tiene el poder de cuestionarnos lo que creíamos cierto y revivir las incertidumbres. Este es el tema fundamental de la novela publicada por Haruki Murakami en 1992.

En Al sur de la frontera, al oeste del sol se narra la vida de Hajime, un muchacho que crece en un Japón que estaba cambiando después de la posguerra. Para Hajime es determinante su relación con las mujeres, y por eso el retorno de Shimamoto, su primer amor, va a desatar todas las reflexiones del personaje sobre su vida cuando ya se acerca a los 40 años y es un empresario, casado y con dos hijas.

“¿Quién soy?” es la pregunta que se hace Hajime desde que fue consciente que podría hacer daño a alguien, por eso su reflexión al respecto no se limita en nada: hasta los pensamientos más duros o los sentimientos prohibidos tienen cabida en esta pregunta. “¿Cómo he llegado hasta aquí?”, es más que un recuento de su vida: es un cuestionamiento sobre el camino que ha recorrido, sobre las decisiones que ha tomado y el destino que ha asumido. Finalmente, llega la pregunta más complicada: “¿quiero cambiar algo de mi vida?”, en la que paradójicamente el pasado es la respuesta por el futuro, rescatando las posibilidades pasadas y adaptándolas a las situaciones presentes.

Gracias a la pluma ligera de Murakami, el lector está inmerso en la vida de Hajime y puede percibir sus preocupaciones y pensamientos, también sus recuerdos y deudas con el pasado. Toda la novela está construida alrededor del personaje principal y en ese sentido, el reto para Murakami es superar la extrañeza ante la intimidad del otro y producir una empatía, una sincronización entre la interioridad del personaje y la del lector. El contexto del Japón occidentalizado en el que se desarrolla la novela también se evidencia en el personaje: el vacío que experimenta Hajime es desesperante, complicado y angustiante. Tiende más al nihilismo occidental que a la idea japonesa del vacío, la necesidad del silencio y la apreciación de la nada como un terreno propicio para llegar a la iluminación.

Es una novela que muestra un cambio en la mentalidad japonesa a un híbrido entre lo occidental y lo tradiciones niponas, es así como por medio de la emocionalidad humana se presenta una visión occidental en medio de un espacio japonés: un choque entre la tradición y la evolución. Ya que estamos inmersos en la interioridad de Hajime, es posible sentir un extrañamiento a lo largo de la lectura: es una sensación de incomodidad al tener tan cerca una intimidad intrusa que colinda con nuestra propia intimidad. De todas maneras vale la pena darle la oportunidad a la novela de Murakami: a lo largo de una lectura sencilla podemos encontrar con reflexiones importantes, no sólo para el personaje también para nosotros mismos.
_______________________________________

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol. Editorial Tusquets, 2003. 232 págs. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte III

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte II