Por: Diana Manuela Pardo Caicedo



La historia de Jimmy habla de un pueblo, que habla a su vez de alguno de los muchos pueblos de Colombia. Jimmy es un joven que un día descubre que es bueno para el boxeo, y, gracias a su entrenador, lee la historia de Muhammad Ali. Así descubre que también es muy bueno para leer y que le encanta hacerlo. Como Jimmy no tenía mucho que hacer, un día comenzó a entrenar. Pero no se quedó con eso: siguió su vida de lector y empezó a descubrir otro mundo. Entonces empezó a hablar de “cosas raras, de respeto y dignidad, de temas que a veces nadie quería escuchar”. De este modo Jimmy descubre que en su pueblo, como en muchos otros, hay muchas cosas por hacer, mucho que arreglar, así que se decide empezar a poner todo su empeño en hacerlo: “Sí, en los pueblos como el de Jimmy la gente se va a buscar otra vida pero, por ahora, él se queda. A lo mejor algún día pueda conseguir una pelea.” 

La historia que construye Jairo Buitrago es bellísima, Jimmy es un personaje que decide cambiar el mundo: su mundo. Desde el punto de vista de la imagen, se hace evidente el trabajo conjunto de Jairo Buitrago con Rafael Yockteng, las ilustraciones presentan no solo la historia de Jimmy, sino también retratan las pequeñas historias del pueblo, los micro universos alrededor del de Jimmy, la identidad de la población. ¡Jimmy, el más grande!, además de crear un universo narrativo muy completo, es un libro profundamente reflexivo sobre las realidades colombianas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario