Por: Natalia Ramírez Reyes**

Los tres osos es una re-escritura de la clásica historia de Ricitos de oro y los tres osos desde la mirada personal y contemporánea de Browne. Cuando el relato clásico parece ya agotado es traído de nuevo a los lectores y actualizado en un libro-álbum que propone una re-lectura de la historia.

Ya no es Ricitos de oro sino Licitos de oro, una niña con gafas, saco y jean que una mañana sale con su mamá pero en el camino se pierde cuando intenta atrapar un globo que va volando, corre tras él por varias cuadras sin darse cuenta de la distancia que la separa de su madre. Está perdida en las calles de la ciudad caminando sin rumbo cuando de repente se encuentra con una casa gigante con la puerta abierta. Entra y se siente segura allí. Lo que no sabe es que ésta es la casa de tres osos que han salido a dar un paseo. Al regresar los osos descubren que alguien ha entrado a su casa, revisan enojados y finalmente se encuentran con una niña dormida.

En la nueva historia se muestra el enfrentamiento de dos mundos completamente diferentes que se encuentran y se chocan. Brown propone una lectura en paralelo de la historia de la niña contada en las páginas pares y de los osos contada en las páginas impares. Este efecto se enfatiza con las ilustraciones, el mundo de los humanos es narrado en sepia, solo sobresalta el cabello amarillo de Licitos como una luz, y a través de viñetas que no se acompañan de texto alguno, las imágenes hablan por sí solas en un orden secuencial de la acción, como en el cómic. El mundo animal, el de los osos, es narrado a color con una paleta de colores cálidos y vivos que acentúan la idea de hogar, en todas las ilustraciones de los osos se nota el trazo de lápiz, las palabras que narran la historia están de este lado, son textos breves y sutiles.  

Al proponerse la historia en paralelo el lector va descubriendo los contrastes que existen entre ambos mundos que giran entorno de la vida familiar. Es la familia de los tres osos la estructura tradicional y completa: padre, madre e hijo, por el contrario aunque no sea explícito se deduce que Licitos vive sola con su madre, una familia de dos. Desde el inicio del libro la familia de los osos es mostrada como una unidad inseparable, dicha que la niña pierde cuando se separa de su madre. Pero el autor lleva al lector a reflexionar profundamente cuando los osos están en el parque y esa unidad física de la familia desaparece porque no hay comunicación entre ellos, el osito menor es excluido y papá y mamá hablan cada uno de sus asuntos. Anthony Brown juega también con el narrador de la historia, le da la palabra al osito menor quien presenta a su familia, desde las ventanas de la casa donde se asoma cada uno excepto él que aparece escondido casi sin ser visto, casi excluido. La niña y su madre no dicen palabra alguna, son los animales lo que hablan en esta historia, parece entonces que ese pequeño osito desde su mínima voz tiene algo interesante que decir.

La apuesta de Anthony Brown por contar una historia clásica de una manera nueva y significativa para sus lectores contemporáneos es llevada a cabo con gran éxito, la lectura de Los tres osos interroga a sus lectores chicos y grandes sobre la importancia de la familia cualquiera que sea su forma, el valor de la comunicación dentro de ella y la voz que tienen los niños. Quizás el volver al relato clásico y al tiempo mítico de la fábula sea solo un pretexto para abordar temas psicológicos de gran importancia social hoy, sin ser explícitamente abiertos, simplemente sugeridos y desarrollados de forma sutil y entretenida que mantiene atento al lector de lo que sucederá pues sin saberlo es desde el inicio un cómplice que ya conoce la historia pero no sabe lo que ahora pasará. 

_______________________________

*Dedicatoria de Anthony Brown en su libro Los tres osos.
**Estudiante de Literatura de la Universidad Nacional de Colombia en doble titulación con el programa de Cine y Televisión. Becada por la Cinemateca Distrital en la “Catedra Cinemateca Capítulo II: Éticas, estéticas y políticas del cine colombiano” y condecorada con mención de honor por su trabajo escrito “Representaciones de la mujer y su cuerpo en el cine colombiano a propósito de Dos mujeres y una vaca”. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte III

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte II