Por Sebastián Alfredo Rozo Jiménez*


En Guarida de fantasmas, Leal Quevedo narra la historia a través de focalizaciones distintas. Los puntos de vista de los humanos y de los animales confluyen hacia un mismo fin. El autor también hace evidente la diferencia entre esos puntos de vista, no solo entre humanos y animales, sino entre géneros.En contraste, las perspectivas de Lalo, el niño de la casa, y de Laura, la niña, son distintas e incompatibles, también los puntos de vista de Catalina (la gata) y de Mateo (el perro). En esta novela el autor resalta el valor de la diferencia,sin descuidar la importancia de contar la historia como medio para mostrar las convergencias en la socialización. La edición que Panamericana hace para esta novela en 2013 resulta muy bien lograda. Con ilustraciones de Carlos Manuel Díaz Consuegra, la complementariedad entre texto e imagen es evidente. Los colores pastel y las figuras de los animales, casas y personas logran narrar y engrandecer aún más el texto.


___________________________
*Sebastián Rozo es escritor, cantautor y docente. Ha publicado los libros Poemas de ocaso (2004) y Apología a un país de mierda (2004). El libro de cuentos Ella se llama María Elena es su más reciente producción. Es diplomado en creación narrativa de la Universidad Central y egresado del Taller de Escritores (TEUC) de la misma universidad en 2006. Actualmente cursa la carrera de Estudios Literarios en la Universidad Nacional de Colombia. Su obra ha sido reconocida en certámenes literarios como el Concurso Internacional de Poesía Eduardo Carranza y el XXVII Premio Nacional de Cuento Universidad Externado de Colombia, entre otros. Artículos e investigaciones suyas han sido publicadas en diversos medios de comunicación.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte III

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte II