Por: Johan Manuel Chamorro Cifuentes
¿Qué sucede cuando el protagonista de una historia se rebela en contra de su escritor y decide renunciar?, ¿un argumento con estas características sólo es posible en una novela experimental, enredada y poco accesible al público? Si estuviera hablando de un libro para niños, ¿qué pensaría el lector?

Perejil es el título de un libro de Mónica Acebedo, ilustrado por Andrea Matamoros, en el que encontramos la historia de un conejo rebelde (llamado Perejil) que quiere ser el autor de sus propias aventuras. El autor/dibujante pretende burlarse del peludo amigo, castigando su atrevimiento de cuestionarlo como creador, saboteando todas sus sugerencias narrativas para lograrlo. Las discusiones entre nuestros personajes desencadenarán graciosas escenas en que Perejil pondrá a prueba su astucia y sus ganas de ser él quien dirija su propio camino. “No hay conejos verdes” dice el dibujante, a lo que Perejil contesta: “Yo seré el primero”. La anterior respuesta marcará el tono rebelde con que el conejo expresa su descontento hacia  los marcos tradicionales de los cuentos de animales. Él se niega a caer en la idea del animalito tierno y exige alternativas. Perejil representa el bloqueo del proceso creativo, el momento en que un autor no sabe cómo seguir y decide refugiarse en el cliché, ¿quién es el más indicado para ayudar en estas circunstancias a un autor que su mismo personaje? ¿Quién más debe señalarle los errores y exigirle mejorar la calidad de su obra?

Las ilustraciones de Matamoros son acordes al tono cómico con que se desarrolla la historia. No se busca una perfección en sus dibujos, sino enfatizar las emociones de los personajes como el descontento constante de Perejil, producto de sus planes frustrados, y la gracia que causa en su dibujante las peticiones de su personaje.

Personalmente creo que el libro puede servir para lo que sirve la buena literatura: ampliar los horizontes de comprensión, es decir, darnos nuevas perspectivas sobre cualquier tema. El niño que se acerque a Perejil esperando leer el típico cuento de animales se encontrará con una historia en donde las jerarquías autor-personaje se ven cuestionadas. 


*Autora: Mónica Acebedo
Ilustrado por Andrea Matamoros
Códice Producciones
2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario