Por: Juan David Rincon Huertas.

Tito y Pepita son dos hámsteres vecinos. Al principio se odian, no se saludan y creen que el otro es sumamente odioso. Tito y Pepita es el primer trabajo literario infantil de la autora Amalia Low y con este se inicia su exploración en el campo del libro-álbum. En este libro se sientan los elementos que harán característico su trabajo tanto ilustrativo como literario: la expresividad de las formas gráficas, el tono juguetón de sus creaciones, la recurrencia a hallar algo divertido en lo asqueroso (por medio de la aparición de palabras como moco, caca, popó, pedos…), la función del color y las historias que generan un giro desde lo problemático a lo armonioso. Tal vez estos aspectos son los que han hecho que este también sea el libro más reconocido de su obra, además llegó a recibir mención de honor en el concurso Alas-BID en la categoría de Mejor publicación infantil en el año 2015.

El argumento se centra en dos vecinitos que se escriben cartas para demostrar lo mucho que se odian. En cada carta van rezumando insultos que tienen la paradoja de ser jocosamente grotescos. El juego planteado a partir de la narración es que el énfasis al leer cada uno de los poemas de los personajes protagonistas se dé en la risa que produce lo escrito más que en el contenido escatológico y las menciones a palabras que sacadas del contexto resultarían disonantes y peyorativas. Tito y Pepita tiene ecos a la obra de Werner Holzwarth e ilustrado por Wolf Erlbrunch El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza

El libro mezcla elementos como versos en rima o el humor para concebir una historia sobre la amistad y, por qué no, sobre la otredad y el modo en que establecemos relaciones interpersonales que en este caso inician con la discordia y terminan en la reconciliación y la simpatía. El interés del libro es desbaratar estereotipos y prejuicios y generar, por medio de la burla y la risa, un rechazo a la idea de dejarse llevar por las apariencias. El propósito de la autora era plantear por medio de un relato simple y ameno una situación de conflicto y el modo en que se podría acercar a los niños a esta temática. 

El trabajo ilustrativo de Low se influencia de estéticas de lo animado, del arte gráfico japonés, del recargamiento y vivacidad de tonos y colores, en las desproporciones de la forma cuya falta de simetría de lo gráfico se relaciona con la jocosidad de la historia. 

Leer Tito y Pepita es un ejercicio estimulante para la capacidad de reírnos de lo que a veces no es bien visto nombrar; para restarle seriedad a los grandes problemas de la vida, para aprender sobre la amistad y los prejuicios. En este libro-álbum la respuesta está en el humor y en el ingenio de sus juegos de palabras que hacen de Tito y Pepita personajes brillantes en una historia atípica y poco convencional en la literatura infantil de nuestro país. El placer del texto y la fuerza de sus ilustraciones invitan una y otra vez a la relectura de un libro-álbum que no se agota porque siempre genera risa en grandes y pequeños e invita además a la creatividad y la sorpresa.

_________________________________

*Tito y Pepita
Amalia Low
Ediciones B
2011
Libro-álbum

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte III

Tres miradas en torno a Pájaros en la boca de Samanta Schweblin. Parte II